Dios crea las Tinieblas y el Mal

“Yo soy el SEÑOR, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí . . . Yo soy el SEÑOR . . . que formo la Luz y creo las Tinieblas; que hago la Paz y que creo el Mal. Yo soy el SEÑOR, que hago todo esto.”
Isaías 45:5a, 6b y 7

La Biblia es muy clara cuando afirma que DIOS ES LUZ y que NO hay tinieblas en Él:

“Y esta es la Promesa que oímos de él y os la anunciamos: Que Dios es luz y en él no hay tinieblas.”
I Juan 1:5

¿Cómo puede Dios dar algo que NO tiene? ¿Cómo puede Dios formar la Luz y las Tinieblas? ¿Cómo puede Dios crear el Bien y el Mal? ¿Puede una misma fuente dar agua dulce y amarga? ¿Puede un mismo árbol dar buenos frutos y malos frutos?

Entonces . . . ¿Qué significa que Dios crea las Tinieblas y crea el Mal?

“Yo soy el SEÑOR . . . que formo la luz y CREO LAS TINIEBLAS; que hago la paz y que CREO EL MAL.”
Isaías 45:6b y 7a

Vamos a ver un ejemplo en el Antiguo Testamento . . .

“Después Moisés y Aarón fueron y dijeron a Faraón: Así dice el SEÑOR, Dios de Israel: "Deja ir a mi pueblo para que me celebre fiesta en el desierto." Pero Faraón dijo: ¿Quién es el SEÑOR para que yo escuche su voz y deje ir a Israel? No conozco al SEÑOR, y además, no dejaré ir a Israel . . . Y añadió Faraón: Mirad, el pueblo de la tierra es ahora mucho, ¡y vosotros queréis que ellos cesen en sus labores! Aquel mismo día, dio órdenes Faraón a los capataces que estaban sobre el pueblo, y a sus jefes, diciendo: Ya no daréis, como antes, paja al pueblo para hacer ladrillos; que vayan ellos y recojan paja por sí mismos. Pero exigiréis de ellos la misma cantidad de ladrillos que hacían antes; no la disminuyáis en lo más mínimo . . . Y al salir (el pueblo) de la presencia de Faraón, se encontraron con Moisés y Aarón, que los estaban esperando. Y les dijeron: Mire el SEÑOR sobre vosotros y os juzgue, pues nos habéis hecho odiosos ante los ojos de Faraón y ante los ojos de sus siervos, poniéndoles una espada en la mano para que nos maten. Entonces se volvió Moisés al SEÑOR, y dijo: Oh Señor, ¿por qué has hecho mal a este pueblo? ¿Por qué me enviaste?" Pues desde que vine a Faraón a hablar en tu nombre, él ha hecho mal a este pueblo, y tú no has hecho nada por librar a tu pueblo.”
Éxodo 5:1, 2, 5-8a, 20-23

Creo que está claro lo que sucedió y lo que sigue sucediendo, Dios viene con su Luz y viene con pensamientos de Bien y NO de Mal, pero el hombre (al no querer aceptar, ni recibir lo que Dios está diciendo y ofreciendo) responde con el Mal, para el Pueblo de Israel, la palabras de Dios a Faraón fueron palabras que produjeron Tinieblas y causaron un Mal, por eso, el mismo Moisés dijo a Dios: “¿Por qué has hecho MAL a este Pueblo?”, pero sabemos que Dios NO fue quien hizo el Mal DIRECTAMENTE, de hecho, el mismo Moisés a continuación, nos dice que es Faraón el que ha creado el Mal al Pueblo de Israel:

“desde que vine a Faraón a hablar en tu nombre, él ha hecho MAL a este pueblo”

Ahora sabemos la forma en la que Dios crea las Tinieblas y el Mal, tenemos un ejemplo muy claro en el Nuevo Testamento: JESUCRISTO.

Cuando Jesús vino, los que estaban cómodos con su religión y su religiosidad, con sus ritos y tradiciones, fueron confrontados con la Luz y con el Bien que Jesús traía, pero los religiosos se sintieron amenazados por la Verdad, la Verdad que Jesús trajo era tinieblas para los religiosos y la respuesta de los religiosos fue resistir a Jesús y, por último, matar a Jesús, este Mal vino cuando Dios amó al mundo y envió a Su Hijo a salvarlo.

Jesús creó la Luz en los pobres, los cautivos, los enfermos, los huérfanos, las viudas, los marginados . . . y formó las Tinieblas en los fariseos, en los saduceos, en los sacerdotes, en los escribas, en los que se aferraban a sus leyes y tradiciones . . . ¡CON EL MISMO MENSAJE!

Los religiosos cuando veían a Jesús, veían el Mal y las Tinieblas, pero cuando los pecadores veían a Jesús, veían la Luz de la Vida, el Bien y la Salvación.

“Entonces algunos de los fariseos decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo. Otros decían: ¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales? Y había disensión entre ellos.”
Juan 9:16

Jesús sanó a un ciego de nacimiento y cuando se enteran los fariseos que Jesús hizo lodo para sanarle, la respuesta fue que Jesús NO guardaba la Ley porque NO guardaba el Día de Reposo, es decir, estaban diciendo que Jesús NO viene de Dios porque es un pecador al quebrantar la Ley. SIN EMBARGO, los demás vieron que el milagro era una señal de Dios, los religiosos vieron tinieblas, vieron maldad, PERO los que creyeron, vieron una señal del amor y del poder de Dios, vieron el Bien que se hizo, vieron la Luz irrumpiendo en las tinieblas de la ceguera de los hombres.

Debemos recordar que en la época de Jesús se creía que los enfermos eran malditos, se creía que los pobres NO podían heredar el Reino de Dios porque su pobreza era una maldición por no guardar la Ley, por eso, cuando la verdadera Luz viene al mundo, viene con una BUENA NOTICIA para los pobres y esa Buena Noticia era el Evangelio, Dios amaba a los pobres, Dios amaba a los enfermos, Dios amaba a los cautivos, Dios amaba a los ciegos y lo demostró cuando trajo salvación, sanidad y liberación a sus vidas, lo demostró cuando comía y bebía con ellos.

Para los religiosos el mensaje de Jesús y lo que Jesús hacía era la obra de un pecador, hijo de fornicación y endemoniado, era la obra de las tinieblas, PERO para los que pusieron su confianza en Jesús, su obra era puro amor, pura gracia y pura misericordia.

“Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan. Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz. Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.”
Juan 1:6-9

Jesús es la verdadera Luz del Mundo, sin Cristo NO tenemos Luz, sin Cristo NO tenemos Salvación, sin Cristo NO tenemos Vida . . . cuando ponemos nuestra fe y confianza en Jesús, nos convertimos en hijos del día, en hijos de la Luz, a partir de ese momento, estamos en la Luz y caminamos en la Luz de la Vida.

“Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.”
Juan 12:36

“Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.”
I Tesalonicenses 5:5

Mentiras Piadosas . . .

Mi Último Vídeo en Youtube

¡COMPARTE!

¡SÍGUENOS!

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.
More information Ok Decline