La Existencia de Dios

Más tarde o más temprano, alguien se acercará a nosotros y nos hará esta pregunta: ¿Podemos saber que Dios existe? . . . La respuesta es que SÍ podemos saber que ÉL existe. La evidencia que examinaremos en este estudio demanda esta conclusión: DIOS EXISTE. Podemos saber que ÉL existe mediante un examen de las evidencias.

Sin embargo, existe hoy en día toda una corriente de pensamiento que pretende negar la existencia de Dios. El escepticismo ha influenciado la mente de muchos pensadores haciéndoles pasar por alto evidencias que manifiestan lo razonable de la existencia de Dios.

Creer en Dios es algo razonable, es más razonable ser creyente que ser ateo, hay más evidencias de la existencia de Dios que de la no-existencia de Dios.

Argumentos de la existencia de Dios

1. El argumento de causa

Este argumento dice que el cosmos es un efecto producido por una Causa Primaria (Dios).

Este argumento es uno de los más antiguos y es mencionado por el Apóstol Pablo:

"Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa."
Romanos 1:20

Al examinar la creación (un efecto) llegamos a la conclusión de que fue producida por una Primera Causa (Dios).

Tomás de Aquino afirmó:

"Lo que no existe comienza a existir sólo a través de algo ya existente. Por ello, si en algún momento no había nada en existencia, habría sido imposible que algo hubiera comenzado a existir."

Tomás de Aquino simplemente afirmó que algo no puede proceder de la nada.

Algo no puede existir de la nada . . .

. . . pero algo existe . . .

. . . por tanto . . .

. . . algo ha existido siempre.

Si hubiera habido un tiempo en el que NO hubiera habido nada, nada podría haber habido jamás.

De la misma manera podríamos argumentar:

Un ser racional no puede venir de un ser irracional . . .

. . . pero existe un ser racional . . .

. . . por tanto . . .

. . . deducimos que siempre ha existido un ser racional.

Si una persona NO cree en un Dios creador eterno, entonces debe creer . . .

“. . . que la nada produce todo; que la no-vida produce vida; la aleatoriedad produce sincronización; que el caos produce información; que la inconsciencia produce consciencia; y la no-razón produce razón.”
Lee Strobel

2. El argumento de diseño

“Existe un ser maravilloso, perfecto; existía antes que el Cielo y la Tierra. Es único e invariable. Toda la vida proviene de él. Lo envuelve todo con su amor como un manto, y, pese a todo, no reclama para sí ningún honor. No conozco su nombre, así que lo llamo "el Camino", y me regocijo en su poder.”
Lao-Tsé, Filósofo chino, siglo VI A.C.

El argumento de diseño afirma que el orden y el diseño de las cosas (las galaxias, los planetas, las estrellas, los animales, las plantas . . .) fueron diseñados por un diseñador con un propósito. Este argumento afirma que el universo no es el resultado del azar. El diseño del universo nos habla de un diseñador, de igual forma que el diseño de un reloj nos habla de un relojero.

El salmista escribió:

"Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría."
Salmo 19:1 y 2

La Biblia afirma que el hombre puede examinar las cosas del mundo y deducir mediante su observación que existe un Creador. Platón dijo:

"La tierra, el sol, las estrellas y el universo mismo y la encantadora variedad de las estaciones, demuestran la existencia de una divinidad."

La Biblia declara:

"Y en efecto, pregunta ahora a las bestias, y ellas te enseñarán; A las aves de los cielos, y ellas te lo mostrarán; O habla a la tierra, y ella te enseñará; Los peces del mar te lo declararán también. ¿Qué cosa de todas estas no entiende Que la mano del Señor la hizo?"
Job 12:7-9

Abraham Lincoln dijo:

"Puedo entender la posibilidad de que alguien mire a la tierra y sea un ateo, pero no puedo concebir como alguien puede mirar a los cielos y decir que no hay Dios."

3. El argumento de la idea de Dios

Este argumento dice que si la idea de Dios es concebible es que es cierta. De lo contrario, deberíamos considerar cómo el hombre pudo concebir la idea de Dios. El hombre no tiene capacidad para pensar ni imaginar más allá de la información que le ha sido dada por los cinco sentidos. Y, sin embargo, el hombre ha concebido un Ser que no depende de la percepción de los sentidos.

¿De dónde sacó el hombre la idea de Dios? ¿No tendríamos que responder que sacó esta idea de un Dios que se reveló a los sentidos del hombre en algún tiempo pasado?

Si el hombre no puede concebir nada mayor de lo que le permite su propia experiencia es, ciertamente, desconcertante que haya formulado la concepción de un Ser perfecto, Dios.

4. El argumento de la naturaleza religiosa del hombre

Este argumento está muy estrechamente ligado con el argumento de la idea de Dios. El hombre ha sido una criatura religiosa desde el inicio de su existencia.

La religión es un fenómeno universal entre los hombres. El hombre es un ser religioso, desde la antigüedad hasta hoy ha tenido un instinto religioso, ha tenido la necesidad de adorar algo, así es su carácter, para el hombre lo religioso es lo natural. El hombre por naturaleza cree en Dios, creer en Dios es algo natural en el hombre, no creer es algo anti-natural.

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.”
Eclesiastés 3:11

Un Ser Supremo creó dentro del hombre actitudes de adoración. Y aquel mismo Ser se reveló al hombre en el principio. No hay otra explicación para el instinto religioso del hombre.

5. El argumento de la moralidad y la espiritualidad

El hombre es más que un ser físico; es un ser moral y espiritual con necesidades que sólo pueden quedar satisfechas con cosas espirituales. Dentro del hombre hay un hambre por algo que va más allá de lo meramente físico. Por eso, Yeshua / Jesús afirmó:

"Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios."
Mateo 4:4

¿A qué o a quién podemos atribuir el hambre espiritual? ¿Lo atribuiremos a la materia que evidentemente no es ni moral ni espiritual?

El hombre es un ser con voluntad y tiene una conciencia que lo lleva a hacer lo que cree que es recto.

“Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos”
Romanos 2:14 y 15

Si el hombre es el resultado de una evolución materialista, ¿cómo llegó a desarrollar la capacidad innata de querer hacer siempre lo que cree que es bueno? Cuando no obedece a su deseo de hacer el bien, ¿de dónde le viene la capacidad de sentirse culpable? ¿No es razonable creer que la moralidad provino de lo que es moral?

Aquel que lo creo todo otorgó al hombre la capacidad de elegir el bien y/o el mal, también puso en el hombre el deseo de hacer el bien y cuando el hombre no lleva a cabo ese deseo, le remuerde su conciencia.

6. El argumento de la apreciación de la belleza.

Este argumento afirma que el hombre es un ser estético simplemente porque fue creado así por Aquel que tiene estas mismas cualidades. La materia no es estética ¿Cómo podría originar lo que sí lo es?

Los animales no aprecian el arte, ni la música, ni la belleza. El hombre aprecia la nieve y la lluvia, pero un gato o un perro no se detienen a contemplar estos fenómenos de la naturaleza. Para un perro la nieve sólo significa frío y la lluvia humedad. El hombre se goza con el cantar de los pájaros, pero el depredador sólo oye el sonido de un posible almuerzo.

7. El argumento empírico

Millones de personas han tenido una experiencia directa con Dios que establece la realidad de su existencia.