Mateo 24:29

“E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.”
Mateo 24:29

Estas palabras de Jesús NO pueden ser tomadas de una forma literal porque si el sol se oscurece, la luna se apaga y todas las estrellas se caen del cielo, la vida en la tierra se acabaría. Por tanto, Jesús está usando un lenguaje simbólico, es decir, el Sol, la Luna y las Estrellas representan Israel.

“He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que EL SOL y LA LUNA y once ESTRELLAS se inclinaban a mí. Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti?”
Génesis 37:8 y 9

Como he dicho antes, en este caso en concreto, el Sol, la Luna y las Estrellas representan Israel. En Apocalipsis, Israel aparece como una mujer “vestida del SOL, con la LUNA debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce ESTRELLAS.” (Ap. 12:1).

En las Escrituras podemos también observar que la referencia al Sol, la Luna y las Estrellas puede simbolizar el poder, la autoridad y la gloria de las naciones. El Antiguo Testamento usa este lenguaje simbólico en bastantes ocasiones, por eso, una persona que conociese el Antiguo Testamento, NO tendría dificultad para poder interpretar las palabras de Jesús.

Este es el lenguaje simbólico que encontramos en el Antiguo Testamento cuando una nación iba a ser destruida (Babilonia, Edom, Egipto, Samaría, etc):

• El sol se oscurecerá (Is. 13:10; Ez. 32:7; Jl. 2:10).
• El sol se confundirá (Is. 24:23).
• La luna no dará su resplandor (Is. 13:10; Ez. 32:7; Jl. 2:10).
• La luna se avergonzará (Is. 24:23).
• Las estrellas no darán luz (Is. 13:10; Ez. 32:7; Jl. 2:10).
• Las estrellas caerán (Is. 34:4).
• Los cielos se enrollarán como un libro (Is. 34:4).
• Los cielos se oscurecerán ( Jer. 4:28).
• Los cielos se estremecerán (Is. 13:13).
• Los cielos y la tierra temblarán (Hag. 2:6).
• La tierra se oscurecerá en pleno día (Am. 8:9).
• La tierra se moverá de su lugar (Is. 13:13).

Este lenguaje simbólico es el lenguaje profético que encontramos también en el libro de Apocalipsis y NO se puede tomar de una forma literal (a no ser que creas en dragones de siete cabezas, corderos con siete cuernos y en langostas con cara de hombre, dientes de león y colas de escorpiones). El apóstol Juan NO quiere que creamos en dragones, ni Jesús quiere que creamos que el sol se oscurecerá, que la luna no dará su resplandor o que las estrellas caerán a la tierra porque él está usando un lenguaje profético-simbólico.

Cuando el Templo de Jerusalén fue destruido, los sacerdotes asesinados y toda Jerusalén quemada y arrasada, Israel supo que el Sol se había oscurecido, que la Luna se había apagado y que las Estrellas habían caído.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.