Mateo 24:23-28

“Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.”
Mateo 24:23-26

En esta gran tribulación, muchos prometerían la Salvación en el desierto y la Salvación en los aposentos (posiblemente una referencia al Templo), por eso, Jesús les dice que NO crean a estos falsos Cristos y falsos profetas. La salvación no la tendrían escondiéndose en el Templo, ni en el desierto, la Salvación la tendrían huyendo a los montes (Mt. 24:16).

“Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”
Mateo 24:27

Jesús hace una comparación entre los falsos Cristos que están en lugares apartados y escondidos (desiertos y aposentos) y su venida futura y gloriosa que será vista por todos.

“Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.”
Mateo 24:28

Teniendo en cuenta el contexto, se puede afirmar con bastante seguridad que Jesús, al mencionar las águilas, está hablando de las legiones romanas que sitiarían y destruirían Jerusalén y el Templo, cada legión llevaba un águila y fueron cuatro legiones las que rodearon a Jerusalén:

• La Quinta Legión Macedónica.
• La Décima Legión Fretensis (estrecho marino).
• La Legión Duodécima Fulminata (rayo).
• La Legión Decimoquinta Apollinaris (dedicada a Apolo).

El historiador judío Flavio Josefo nos cuenta:

“Después iban las enseñas, donde se contiene el águila, que va al frente de toda legión romana, ya que el águila es la reina y la más fuerte de todas las aves. Para ellos esto simboliza su poder y es un presagio de que vencerán allí donde vayan.”
Las Guerras de los Judíos – Libro III

Rabí Meir Simja Sokolovsky declara en su libro “El cumplimiento de las Profecías de la Torá”:

“las legiones de Roma estaban destinadas a cruzar los mares, destruir el segundo Templo y exiliar al pueblo judío, todo el tiempo con el estandarte del águila romana en alto, tal como había sido predicho hacía tanto tiempo: ‘rápido como el águila’ (Deuteronomio 28:49)”

El “cuerpo muerto” nos habla de un Pueblo SIN vida espiritual, un Pueblo SIN la presencia de su Dios, un Pueblo que rechazó a su Mesías y Salvador; el “cuerpo muerto” nos habla de un Judaísmo vacío, de la caída de Jerusalén, de la destrucción del Templo, de la desaparición del sacerdocio y del fin de los sacrificios.

© 2019 Ministerio Luz a las Naciones
Cookies make it easier for us to provide you with our services. With the usage of our services you permit us to use cookies.