Capítulo 6

10 Luces que guían nuestros pasos

Por todo lo que hemos visto hasta ahora, podemos afirmar que efectivamente Dios habla en sueños y nos puede mostrar el camino que debemos andar a través de sueños y visiones, pero Dios nos ha dejado otras luces que debemos tener en cuenta a la hora de tomar una decisión, yo no tomaría ninguna decisión teniendo solamente una luz, Dios nos ha dejado varias luces para que nuestros pies no se desvíen y tengamos plena seguridad en El de las decisiones que tomamos.

Tomar las decisiones correctas es muy importante porque estamos donde estamos y somos lo que somos por todas y cada una de las decisiones que tomamos en el pasado.

Saber la voluntad de Dios y tomar decisiones correctas es fundamental para nuestro buen desarrollo espiritual, por eso en este capítulo vamos a estar viendo lo que Dios nos ha dejado para saber cuál es su perfecta voluntad y para poder tomar decisiones buenas y acertadas.

Hay 10 luces que debemos considerar:

Primera Luz

La Biblia

“Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”
Isaías 8:19-20

Cuando vamos a tomar una decisión debemos preguntarnos: ¿Qué dice Dios acerca de esto?, ¿Qué nos enseña la Palabra con respecto a esta situación?

Debemos recordar que la Palabra de Dios es una luz que ilumina nuestro camino.

“Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.”
Salmo 119:105

Cuando vamos a tomar una decisión lo primero que debemos hacer es ir A LA LEY Y AL TESTIMONIO, debemos ir a la Palabra de Dios.

Segunda Luz

El Espíritu Santo

Hay situaciones de las cuales la Biblia no nos habla directamente, en medio de estas situaciones Dios nos ha dado su Espíritu para dirigirnos y guiar nuestros pasos.

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.”
Romanos 8:14

Los hijos de Dios son guiados por el Espíritu de Dios. El Espíritu Santo nos va a mostrar el camino que debemos andar porque el Espíritu Santo es nuestro guía, Él está en nosotros para ayudarnos, para consolarnos, para fortalecernos, para guiarnos . . . El Espíritu Santo es una persona, él nos escucha, él nos ve y él nos dirige y nos muestra el camino que debemos andar.

“Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.”
Hechos 8:29

Como hemos podido leer Felipe fue guiado por el Espíritu Santo. En otras ocasiones, el Espíritu Santo puede prohibirnos hacer algo.

“Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu no se lo permitió.”
Hechos 16:6 y 7

Es importante que seamos conscientes de la presencia continua del Espíritu Santo en nuestras vidas y que estemos atentos a SU voz.

Tercera Luz

La voz del espíritu: La conciencia

“Lámpara del Señor es el espíritu del hombre, La cual escudriña lo más profundo del corazón.”
Proverbios 20:27

Nuestro espíritu es la lámpara que Dios usa para guiarnos, nuestro espíritu es la luz de Dios que ilumina nuestras vidas y nuestro espíritu tiene una voz a la cual nosotros llamamos CONCIENCIA.

La conciencia es la voz de nuestro espíritu que nos guía y nos amonesta.

“Bendeciré al Señor que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia.”
Salmo 16:7

La Biblia de Jerusalén dice:

“aun de noche mi conciencia me instruye.”

La Nueva Versión Internacional dice:

“aun de noche me reprende mi conciencia.”

La Reina Valera Actualizada dice:

“aun en las noches me corrige mi conciencia.”

La Versión Cantera-Iglesias dice:

“mi conciencia aun de noches me amonesta.”

Según las diferentes versiones que acabamos de citar, nuestra conciencia nos amonesta, nos corrige, nos reprende, nos instruye y nos enseña.

Si nuestra conciencia no nos reprende podemos tener la seguridad de que todo lo que pidamos a Dios lo recibiremos.

“Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios;y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.”
I Juan 3:21-22

Si guardamos sus mandamientos y hacemos las cosas que son agradables delante de Dios nuestra conciencia no nos reprenderá y podremos recibir lo que hayamos pedido a Dios.

Debemos tener en cuenta que tenemos un alma compuesta de voluntad, mente y emociones que puede producir pensamientos e imágenes, por eso tenemos que aprenderá diferenciar la fuente de nuestros pensamientos e imágenes, de hecho, también podemos tener pensamientos producidos por el diablo. No es muy complicado saber diferenciar la voz de nuestro espíritu de la voz de nuestra alma:

La voz de nuestro espíritu:

- Está en acuerdo con la Palabra de Dios.

- Está influenciada por la Palabra y el Espíritu Santo.

- Produce fe y confianza.

- Su motivación es el amor.

- Nos persuade pacientemente.

- Trae paz.

- Edifica.

- Glorifica a Dios.

La voz de nuestra alma:

- No está en acuerdo con la Palabra de Dios.

- Está influenciada por el mundo y el diablo.

- Produce duda y temor.

- Su motivación es el egoísmo.

- Nos fuerza metiéndonos prisa.

- Trae confusión.

- Destruye.

- Busca su propia gloria.

Prestemos atención a la voz de nuestro espíritu porque nuestro espíritu sabe más que nuestra alma, prestemos mucha atención a la voz interna de nuestro espíritu, nuestra conciencia.

Nuestro espíritu no solamente tiene una voz, también tiene un “sentimiento” al que llamamos INTUICIÓN.

Cuarta Luz

El sentir del espíritu: La intuición

La intuición es el sentimiento de nuestro espíritu. La intuición es como un semáforo que nos da la luz verde para continuar y la luz roja para detenernos.

Cuando decimos:

  • “Hay algo dentro de mí que me dice que no vaya a ese lugar.”
  • “Hay algo dentro de mí que me dice que no confíe en esa persona.”
  • “Hay algo dentro de mí que me dice que no me meta en este negocio.”
  • “Hay algo dentro de mí que me dice que no me están diciendo la verdad.”


Es la intuición la que nos da ese sentir interno. La conciencia nos da un mensaje interno y la intuición nos da un sentir interno. Debemos prestar atención a la voz de nuestro espíritu y al sentir del espíritu.

Quinta Luz

La paz de Dios

Hacer la voluntad de Dios siempre traerá paz a nuestras vidas, su paz es una señal de que estamos yendo en una dirección correcta.

Si estamos en medio de una situación donde no podemos sentir la paz de Dios, debemos examinarnos inmediatamente porque Dios puede estar avisándonos de un peligro que no podemos ver.

Hacer la voluntad de Dios trae paz.

“Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”
Filipenses 4:7

La Biblia nos dice que Jesús encamina nuestros pies por camino de paz, si no tenemos paz en nuestro caminar es porque no estamos caminando en el camino correcto.

“Para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; Para encaminar nuestros pies por camino de paz.”
Lucas 1:79

Sexta Luz

Consejos de hombres y mujeres con experiencia en las cosas de Dios

Debemos pedir consejo a personas maduras en el Señor, personas con experiencia, personas con un buen testimonio.

“Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad.”
Proverbios 11:14

“Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman.”
Proverbios 15:22

“Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria.”
Proverbios 24:6

El consejo sabio trae seguridad y afirmación a las decisiones que debemos tomar.

Séptima Luz

Confirmación profética

La palabra profética trae confirmación de lo que Dios ha puesto en nuestro corazón.

El don de profecía no trae dirección, el don de profecía según I Corintios 14:3 trae:

  • EDIFICACIÓN
  • EXHORTACIÓN
  • CONSOLACIÓN

El don de profecía nos puede confirmar algo que Dios ha puesto en nuestro corazón. El don de profecía trae CONFIRMACIÓN.

Muchas personas se han cerrado a la palabra profética porque muchos cristianos no la han usado correctamente, sin embargo la Biblia nos dice que no debemos menospreciar las profecías.

“No apaguéis al Espíritu.No menospreciéis las profecías.”
I Tesalonicenses 5:19-20

La profecía no nos dice con quién me debo casar, pero lamentablemente muchos se han casado por palabras proféticas y han acabado divorciados.

Recordemos, por tanto, que la palabra profética confirma lo que Dios nos ha mostrado y siempre traerá: EDIFICACIÓN, EXHORTACIÓN Y CONSOLACIÓN a nuestras vidas.

Octava Luz

Los ángeles

Dios puede hablarnos por medio de ángeles.

¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?
Hebreos 1:14

Los ángeles son espíritus ministradores, son espíritus que nos ministran, en muchas ocasiones son enviados para traer un mensaje a nuestras vidas.

“Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana,piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre.Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio.El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios.Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro.Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas.”
Hechos 10:1-6

Cornelio recibió un mensaje muy concreto por medio de un ángel. El ángel le mostró a Cornelio lo que éste debía hacer.

“Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.”
Hechos 8:26

Dios usó un ángel en esta ocasión para hablar a Felipe, el Espíritu Santo usa ángeles para guiarnos cuando lo considera oportuno, un ángel fue enviado a la vida de José para que éste supiera lo que debía hacer con María:

“José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”
Mateo 1:19-21

Muchos de los encuentros que tenemos y muchas de las coincidencias que experimentamos no suceden por casualidad, son causadas por los ángeles, Abraham era consciente de este hecho por eso pudo decir:

“El Señor, Dios de los cielos, que me tomó de la casa de mi padre y de la tierra de mi parentela, y me habló y me juró, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra; él enviará su ángel delante de ti, y tú traerás de allá mujer para mi hijo.”
Génesis 24:7

De igual forma que los demonios pueden poner pensamientos en nuestras mentes tratando de influenciar nuestras vidas, los ángeles de Dios también ponen pensamientos para dirigir nuestros pasos.

No olvidemos que Dios nos puede hablar por medio de un ángel.

Novena Luz

El sentido común

Creo que el sentido común no es satánico ni diabólico, creo que Dios nos ha dado el sentido común para protegernos.

El sentido común nos dice:

  • No pongas tus manos en el fuego que te vas a quemar.
  • No te tires al río si no sabes nadar.
  • No te pongas una camiseta de manga corta porque estamos en invierno y te puedes constipar.
  • No comas veneno porque te vas a morir.
  • No te tires por la ventana porque vives en un quinto piso.

Debemos tener en cuenta al sentido común que Dios ha puesto en el hombre.

“Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él,diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar.¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz.”
Lucas 14:28-32

Estos versículos que acabamos de ver nos hablan de usar el sentido común.

Décima Luz

Sueños y visiones

Como ya hemos visto en este libro Dios nos puede hablar en sueños y en visiones. Debemos estar atentos al mensaje que recibimos por medio de los sueños, debemos orar cada vez que tengamos un sueño para saber si Dios nos ha querido decir algo por medio de él.

Por tanto, a la hora de tomar una decisión debemos considerar todas estas luces, cuando un avión va a aterrizar ¿cuántas luces necesita? ¿Una? No. Necesita varias luces para poder visualizar bien la pista de aterrizaje, de igual forma, nosotros necesitamos varias luces para saber bien el camino que debemos andar y que debemos seguir.

CAPÍTULO 7