ESPÍRITU VEN

¿O YA HAS VENIDO?


Algunas veces en el tiempo de alabanza susurramos, cantamos y gritamos: “Espíritu Santo ven, ven y lléname, ven y llénanos, ven a este lugar, etc etc” lo curioso es que muchas veces el Espíritu Santo YA está en medio de nosotros y Él quiere dirigirnos a la presencia de Dios y a una adoración profunda, pero nosotros seguimos cantando: “ven y lléname, ven a este lugar” . . . algunas veces hasta se nos va la voz de tanto repetir y gritar la misma petición, y la verdad es que cuando cantamos canciones en las que aparecen muchos “ME” y muchos “NOS”, no estamos alabando ni adorando a nuestro Señor, al decir “llénaME, sánaME, háblaME, tócaME, límpiaNOS, háblaNOS, úngeNOS” . . . el enfoque NO está en Él, está en nosotros . . . ¿Esto es un tiempo de alabanza? . . . Si en vez de pedir y pedir y volver a pedir, le diéramos a Él gracias, honra, gloria, alabanza etc NO tendríamos que pasar tanto tiempo pidiéndole que Él venga y nos llene porque Él habita y se deleita en nuestra alabanza y adoración . . .


Muchas bendiciones a todos

Juan